¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Infografía de Hacienda Doña Juana

Infografía del aspecto exterior de Hacienda Doña Juana (Fuente: Vilsa Grupo Inmobiliario).

La gestora inmobiliaria iriPro Homes Iberica está ultimando los trámites para poner en marcha Hacienda Doña Juana, una promoción de 92 viviendas libres ecosostenibles, de 3 a 5 dormitorios, con garaje y trastero, en pleno barrio de La Luna. El edificio, que está siendo comercializado por Vilsa Grupo Inmobiliario, contará con las máximas calidades del mercado y la certificación energética más alta que permite la legislación, a precio de mercado de vivienda protegida.

La venta de este novedoso proyecto de vivienda libre, en régimen de cooperativa, está gestionada por Vilsa Grupo Inmobiliario, entidad que opera en este mercado desde hace más de 20 años, con amplia experiencia en Rivas y el Sureste, y promovido por Iridium Sociedad Cooperativa Madrileña, bajo la gestión profesional de iriPRO. Su diseño es obra de Eduardo Romero, CEO de la gestora, y de su equipo, todos ellos profesionales con más de dos décadas de experiencia en el sector. El olivar protegido que está frente a la parcela, las vistas al Parque Regional del Sureste y la sierra de Madrid, así como la creación de un “barrio amable a su alrededor por su baja densidad edificatoria”, fueron la base de un planeamiento con la vocación de responder a la idiosincrasia urbanística que ha desarrollado la ciudad de Rivas Vaciamadrid en las últimas décadas: la del crecimiento sostenible. “Este es un proyecto que ofrece un recorrido a quien lo compra. En comparación con el resto del mercado, la promoción tiene las máximas calidades, unas distribuciones impecables y cuenta con todos los avances necesarios, en función del ámbito al que se circunscribe“, explica Romero.

Se trata de viviendas para un público eminentemente familiar que quiere hacer vida en Rivas. “Somos una promotora con conciencia social. Ponemos en el mercado el producto que realmente se demanda con las mejores condiciones para el cliente. Este proyecto es nuestra carta de presentación, una declaración de intenciones de lo que somos capaces de realizar. Pero también es una oportunidad única, pues somos conscientes de que este tipo de promociones, con estas calidades y a estos precios, no son sencillas de realizar”, agrega.

El inmueble, en forma de ‘U’, en cuyo núcleo central se genera una gran zona común enfocada al ocio familiar, albergará 92 viviendas repartidas en nueve portales, con dos viviendas por nivel, lo que supone una distribución más amable y una menor saturación de las infraestructuras. Cada uno de los bloques contará con planta baja, cinco o seis alturas y áticos dúplex con doble terraza y totalmente equipados para su habitabilidad en ambos niveles. Los pisos tendrán, al menos, 73 metros cuadrados de superficie, aprovechando el espacio hasta el límite, con un mínimo de tres y un máximo de cinco habitaciones, eliminando pasillos innecesarios y salones de paso, y apostando por estancias amplias. “Es un modelo que no desperdicia metros porque da prioridad a los espacios habitacionales. Dentro de los límites técnicos, cada cooperativista puede personalizar su vivienda en lo que desee”, explica Romero. Las estancias donde se hace vida (dormitorios y salón) están separadas unas de otras por cuartos auxiliares e intermedios (aseos, vestidores, etcétera), como método de insonorización natural. Además, los pisos tienen doble orientación para optimizar su ventilación y cuentan con terrazas hacia el patio interior, con las que se pretende dar una continuidad desde la vivienda hacia los espacios de convivencia. En el caso de los pisos en planta baja, esa terraza se transforma en una parcela que puede alcanzar hasta los 200 metros cuadrados. El programa inmobiliario que dirige las características del producto tiene un novedoso sistema de variabilidad mediante el cual un interesado que, por ejemplo, desee una vivienda de 2 dormitorios que no se ofrezca en el catálogo base, puede configurársela con la ayuda de los técnicos de la gestora hasta conseguir su vivienda ideal.

Infografía de Hacienda Doña Juana

Infografía del aspecto interior de Hacienda Doña Juana (Fuente: Vilsa Grupo Inmobiliario).

Una ‘piel’ sostenible
Hacienda Doña Juana tiene vocación ecosostenible y cuenta con la mejor certificación energética del mercado. “Somos conscientes de que la conciencia ambiental está muy implantada entre los vecinos de Rivas. Hemos apostado por un diseño, unas calidades y unas instalaciones que respondan a esa sensibilidad”, apostilla el responsable de iriPro. Para minimizar la huella ambiental, cuenta con numerosos elementos que, hoy por hoy, hacen único al complejo. Hacienda Doña Juana será el primer edificio de vivienda colectiva de la ciudad con una instalación geotérmica. Esta infraestructura, que irá ‘cosida’ mediante un sistema de pilotes que se incrustarán a 150 metros de profundidad, aprovechará el calor de la tierra para calentar el agua sanitaria, hacer funcionar la calefacción y, por contraste térmico, también los sistemas de refrigeración. Por añadidura, para evitar fugas de calor, todo el inmueble está recubierto por una ‘segunda piel’ elaborada con placas de fibrocemento y un complejo sistema de ventilación que rompe de forma generalizada el puente térmico. A estos dos hitos hay que sumar otros como carpinterías y vidrios con cámaras de aire, forjados aislados y luminarias LED o el uso de materiales que absorben el CO2, entre otros elementos, que permiten la máxima estanqueidad en las viviendas y que la energía consumida sea eminentemente renovable. Por fuera, la fachada pretende integrarse de manera natural en el barrio, sin estridencias, y con la vocación de hacer ciudad.

La parcela, ubicada en la calle de Juana Doña, en pleno barrio de La Luna, tiene 7.000 metros cuadrados de superficie, de los que más de 4.000 están dedicados a zonas comunes. Estos espacios estanciales están distribuidos a distintos niveles para desarrollar espacios de paseo de sol y de sombra. Cuenta con área de juegos infantiles y dos salas polivalentes. Una de ellas estará acondicionada como gimnasio y la otra como sala social. Serán espacios abiertos y acristalados. No obstante, la joya de los lugares comunes será la piscina de verano, diseñada para gozar de la luz del sol todas las horas del día. Alberga la posibilidad de implementar una cubierta retráctil que la convierta en vaso de invierno. Gracias a la tecnología geotérmica, el agua estará climatizada en los meses fríos.

El patio ha sido diseñado de tal manera que dé sensación de amplitud y armonía. Para ello, se han abierto las esquinas del inmueble y se han dispuesto los pisos laterales con terrazas volanderas contrapeadas.Parte de las zonas comunes se desarrollan sobre terreno natural, sin hormigón, para poder plantar árboles y crear zonas ajardinadas de forma totalmente natural, creando de tal forma un microclima interior racional que pretende reproducir la filosofía ambiental que ha desarrollado la ciudad de Rivas. El resto de la superficie de los patios se reservará para poner las instalaciones que deseen los cooperativistas.

Oficina de comercialización de Hacienda Doña Juana (Fuente: Vilsa Grupo Inmobiliario).

Oficina de comercialización de Hacienda Doña Juana (Fuente: Vilsa Grupo Inmobiliario).

Coches eléctricos, bicicletas y locales comerciales
Bajo el suelo, los vecinos contarán con un trastero por vivienda y un aparcamiento de vehículos con 197 plazas (una reservada por vivienda con opción a compra de más espacios colindantes) que contará con infraestructura de carga de coches eléctricos. Además, se incorporará un aparcamiento para bicicletas con dos plazas para cada vivienda. Asimismo, la promoción cuenta con dos locales comerciales, independientes a la cooperativa, en la esquina que cruza con la calle de Hatshepsut, con una superficie de 197 metros cuadrados. Se trata del único zócalo comercial previsto en varias manzanas a la redonda.

Actualmente, la cooperativa ya tiene cubiertas más de la mitad de las plazas de socio, y completará sus filas pasado el verano, aunque aún hay oportunidad para aquellos interesados en formar parte de esta familia cooperativa. La promoción está a la espera del permiso municipal de construcción, actualmente en tramitación, y se prevé que los trabajos comiencen en el tercer trimestre de 2017. Los pisos salen al mercado a partir de los 168.000 euros, incluyendo tres dormitorios, garaje y trastero. Se trata de un inmueble a precio de mercado de vivienda protegida, donde el diferencial con el precio común a viviendas de estas características asciende a un 18 por ciento de media. Romero concluye: “El ahorro cuantificado global para los cooperativistas es de 4 millones de euros, es decir, unos 40.000 euros por socio, con respecto a la compra de otras promociones en Rivas. Es nuestra forma de agradecer al mercado que nos acoja con los brazos abiertos. Somos conscientes de la ambición de lo proyectado y queremos hacerlo así porque creemos en que es un proyecto único que Rivas merecía. Hacemos nuestro trabajo con pasión y nuestros clientes serán nuestros mejores embajadores”.

Toda la información sobre Hacienda Doña Juana puede obtenerse en la sede de Vilsa, la entidad comercializadora de las viviendas (avenida de Pablo Iglesias, 85-87, en Rivas Vaciamadrid), la caseta de obra que la inmobiliaria posee junto a la propia parcela (calle de Juana Doña, 1), en el número de teléfono 916214545, a través del correo electrónico administracion@vilsa.es o en la página web www.vilsa.es.

Un reportaje de Planeta Rivas para Vilsa Grupo Inmobiliario

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Planeta Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?
Unirme
¿Te parece interesante? ¡Compártelo!