¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
José Antonio Riber, portavoz del PP en Rivas Vaciamadrid

José Antonio Riber, portavoz del PP en Rivas Vaciamadrid (©Planeta Rivas)

José Antonio Riber Herráez  (Madrid, 1962) está convencido de que en las próximas elecciones municipales ganará el Partido Popular en Rivas. Este vecino de Covibar trabajó en diversas tareas relacionadas con el gobierno municipal de Madrid hasta que en 2011 desembarcó como concejal en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, la ciudad donde reside desde hace dos décadas. Como portavoz del grupo popular en el Pleno ripense, alterna las críticas a la gestión municipal con su apoyo a numerosas cuestiones que considera “justas” para los vecinos. Así se ve desde el PP el día a día del municipio.

A punto de llegar al ecuador de la legislatura, ¿qué balance hace de la gestión del Ayuntamiento de Rivas?

De paralización total. Lo digo yo y lo ven todos los vecinos del municipio: no se ha iniciado nada, no se ha invertido en nada y lo único que se está haciendo en los Plenos son modificaciones de planes parciales de vivienda, y poco más. Lo único que es mueve es lo que la oposición trata de sacar adelante por medio de las mociones.

¿Tiene la sensación de que la oposición logra sacar cosas adelante?
Sí. Es cierto que, tal y como está conformada la Corporación, si se quiere hacer algo, tiene que ser con el apoyo de todos. Se han sacado proyectos nuestros adelante, igual que otros de todos los partidos. Ahora, como no hay mayorías absolutas, hay que escuchar y negociar constantemente. Nosotros estamos ayudando a sacar propuestas adelante y todo lo que tenga sentido común lo apoyaremos, siempre que sea bueno para el municipio y para los vecinos.

Ustedes apoyaron una moción sobre transporte que llevó el PSOE a Pleno, los presupuestos municipales de 2016 y la mayoría de las reivindicaciones de la campaña ‘Rivas lo merece’
De ‘Rivas lo merece’ nos excluyeron desde el primer momento. A mí el concejal de Hacienda actual me lo comunicó cuando ya estaba anunciado. Lo primero que hicimos fue emitir un comunicado apuntando que no podíamos decir que no a algo que no conocíamos. Por supuesto que estamos de acuerdo con casi todo lo que plantea ‘Rivas lo merece’: fuimos y seguimos siendo los primeros que nos pusimos en contacto con la dirección de Fomento del Ministerio para dar una salida a la M-50; sobre el Metro, nos hemos reunido con el consejero de Transportes varias veces para buscar una solución… ¿Cómo no vamos a estar de acuerdo con las cuestiones vitales para el municipio? Lo que no vale es poner los cuatro carteles informativos en el municipio y no hacer nada más, olvidando tratar esos asuntos con las personas que se encargan de ellos.

¿Cuáles son los resultados de esos contactos con las instituciones a las que competen esos asuntos? Se trata, fundamentalmente, de la Comunidad de Madrid…
Siempre que vamos nos reciben. Lo que nos extraña es que el Gobierno municipal no vaya, porque con más razón van a ser recibidos y atendidos. Y la comunicación que hay entre Comunidad y Ayuntamiento es muy buena, tal y como reconoce el alcalde sobre su relación con Cristina Cifuentes. Antes, directamente, no había relaciones.

Parece que están empezando a moverse determinadas infraestructuras como la oficina del DNI, la Biblioteca Central o el CEIPSO La Luna. En su opinión, ¿por qué estas cuestiones no salían adelante antes?
Antes había otro tipo de diálogo. Cada Gobierno tiene una forma de comunicarse; cada presidenta y presidente son diferentes. Ha habido momentos en que no ha habido relación, ni acuerdos entre el Ayuntamiento de Rivas y la Comunidad de Madrid. Ahora creo que hay un acuerdo absoluto. Muchos de los nuevos nombramientos de las consejerías, e, incluso, consejeros, han sido alcaldes y conocen la problemática de los municipios. Y conocen a nuestro alcalde; todo eso está facilitando mucho la labor.

José Antonio Riber, portavoz del PP en Rivas

José Antonio Riber, portavoz del PP en Rivas (©Planeta Rivas)

En cuanto a los presupuestos,y aunque aún no se conoce el borrador, ¿cuáles son las líneas con las que va a abordarlos el PP?
Con el techo de gasto y la necesaria contención del mismo, tampoco se puede hacer más. Nos gustaría que hubiera más inversiones pero no las va a haber. Va a haber inversiones cero pero se van a maquillar a través de los tres millones y pico que ha dado Europa, a través de los fondos Feder, al municipio. Pero el municipio en sí va a invertir cero euros. Creo y espero que se va a hacer más para el desarrollo de la ciudad y el empleo, y poco más: este presupuesto va a ser continuista. Aquí todo lo que se recauda es para pagar deuda, con lo cual los presupuestos tampoco pueden ir mucho más allá.

¿Qué proponen ustedes para paliar la deuda? ¿Lo está haciendo bien el Ayuntamiento, en su opinión?
Sí, se está haciendo bien, a costa de invertir cero euros. No les queda otra porque estamos obligados a pagar deuda, al igual que estamos obligados a pagar a proveedores. En lo que no estamos de acuerdo es en la causa por la que se llegó a aquella deuda, ya que ha dejado a todos los vecinos endeudados hasta dentro de un montón de años, y, en ese caso, va a dar igual quién gobierne, porque hay que pagar deuda. Otra cosa es que haya otras formas de pagar esa deuda, pero esas no las voy a contar porque ya llegará el momento, si llega, de ponerlas en práctica.

Parece que se está llegando a un acuerdo para la Cañada Real después de muchos años. Este Ayuntamiento se ha opuesto frontalmente durante mucho tiempo a las propuestas que llegaban desde otros ámbitos. ¿Cómo ven ustedes este nuevo período de entendimiento?
Muy bien. Tenemos una buenísima relación con el comisionado de la Cañada. Es cierto que desde la Comunidad se ha intentado durante muchos años llegar a un acuerdo con los vecinos y había un acuerdo con los ayuntamientos de Madrid y Coslada del que Rivas quedó fuera, por diferentes motivos. Parece que todos los partidos están de acuerdo y son ahora los vecinos los que están más preocupados. Estoy seguro que, conociendo a los vecinos y a la gente que está llevando el comisionado, y la voluntad de los ayuntamientos, creo que vamos a llegar todos a un acuerdo, aunque esto es a larguísimo plazo, de diez o quince años. Pero, por lo menos, las bases están construidas.

La ciudad está creciendo. Hay un debate sobre los servicios de los ciudadanos en los distintos barrios. ¿Cómo ven este crecimiento? ¿Creen que se está desarrollando adecuadamente o hay que cambiar el modelo?
La ciudad ha crecido desarrollando el barrio Este y el barrio de la Luna y, por los motivos que fueran, políticos en su mayoría, se decidió dejar vacío el centro del municipio. Ahora parece ser que se han dado cuenta que no se puede dejar un solar en el centro de la ciudad, porque parece un desierto entre ambas partes, y se va a empezar a desarrollar el barrio de Centro. De acuerdo con el nuevo censo, el barrio de la Luna va a tener algunos servicios cubiertos; falta el acceso a la M-50 y nosotros hemos solicitado a la Consejería de Sanidad un centro de salud nuevo en esa zona, que parece que puede ser factible. Pero el que tiene que solicitarlo en los despachos y no con la pancarta es el Gobierno municipal. En la zona Centro hay dos colegios y hacen falta institutos, además de la Biblioteca Central, que dicen que va a estar inaugurada en la próxima primavera. En el barrio de la Luna reclamarán una biblioteca porque es donde más habitantes han llegado en los últimos tiempos. Y el pueblo, que está como está, también reclamará por su lado. Faltan muchísimos equipamientos. Por ejemplo, centros de mayores. Como siempre hemos sido la ciudad de la infancia y de la juventud, no se han hecho. Pero eso éramos hace 25 ó 30 años, cuando llegamos. En Covibar y el pueblo están los dos únicos centros de mayores, pero en toda la zona centro no hay nada. Habrá que hacerlos porque la gente mayor también tiene derecho a tener servicios en sus barrios.

En el último pleno, el concejal del PP Antonio Peña, durante el debate sobre el Plan Especial para el barrio de la Luna, reclamaba un debate urbanístico en torno a esos planteamientos. ¿No hay debate urbanístico en la ciudad?
Nos dijeron que, efectivamente, hace falta un debate monográfico sobre elPlan General de Ordenación Urbana, ya que hay voluntad de cambiarlo. Pero la ciudad está conformada como vemos ahora: parcelas llenas de viviendas unifamiliares que no apoyan para nada la comunicación entre los vecinos, y ahora se quiere cambiar el modelo. Nosotros estamos de acuerdo, porque en esta ciudad no hay plazas. Rivas no se hizo para que hubiera comunicación entre los vecinos, seguramente porque no convenía que los vecinos vieran lo que se estaba haciendo y lo que no. También es verdad que este plan general fue votado por todos los grupos políticos, y ahí no me voy a quitar culpas. Desde luego, no es el mejor ni para la movilidad, ni para el medio ambiente. Porque aquí tenemos que coger el coche para todo, y eso que yo soy de los privilegiados que viven en Covibar y tengo todo más o menos cerca, como otras zonas construidas en comunidad y no en formato unifamiliar. Obligatoriamente, los que viven en chalés, que son la gran mayoría de esta ciudad, dependen del coche para todo. El plan general nuevo pretende que se haga una ciudad como dios manda: con edificios, con plazas, con comercios… Para eso también hay que dar espacios y oportunidades al pequeño comercio. Hay que facilitar esta labor, porque lo único que hay en ese sentido es Covibar, y poco más.

Además del comercio de barrio, están empujando con la iniciativa Rivas 2020, fruto de un acuerdo que apoyan todos los grupos de este Ayuntamiento. ¿Cuál es la situación del desarrollo económico de la ciudad? ¿Va en la dirección correcta?
Yo, desde luego, si tuviera que aprobar en algo a este Gobierno, es en la prioridad que han dado al desarrollo económico. Creo que se están esforzando a través de su concejalía. Estamos en todas las ferias; se está promocionando el municipio; se dan facilidades a las empresas para que se instalen aquí. Y es que no puede ser de otra manera, porque este municipio, tal y como está, que, como ya hemos dicho antes, todo lo que recauda es para pagar deuda, si no te viene algo nuevo para poder jugar con ese dinero, se hunde. En ese sentido, les doy un aprobado.

¿Y el polígono Norte?
El polígono Norte hay que desarrollarlo, porque el polígono de Santa Ana es lo que es, y está donde está. Pero al final, esto es todo política. Si el polígono Norte no se desarrolla, se achacará a que el Gobierno no nos abre la conexión a la M-50. Y esta se puede hacer de muchas maneras. Aquí, como siempre vamos llorando por los rincones, no hemos explorado otras maneras de hacerlo, aparte de que nos la pague el Gobierno.

José Antonio Riber, portavoz del PP en Rivas Vaciamadrid

José Antonio Riber, portavoz del PP en Rivas Vaciamadrid (©Planeta Rivas)

¿Qué opina del posible pacto de Gobierno entre IU-Equo-Somos Rivas, Rivas Puede y PSOE?
Ese pacto lleva meses abandonado y, si cada parte aplica su propia lógica, no va a funcionar nunca. Rivas Puede hizo una asamblea de afiliados que negó ese pacto y, además, decidió que, en el caso de una moción de censura, sus ediles solo apoyarían a su propio candidato, con lo cual tampoco saldría adelante porque no tendrían la mayoría suficiente. Por otro lado, el gobierno, igual que cuenta con los socialistas, podían contar con Ciudadanos. Y a nosotros nos han dicho que ni lo van a tratar por sus propias cuestiones ideológicas, y no entendemos por qué. A mí me dice el Gobierno que me siente a hablar, y yo me siento a hablar ¿Por qué no vamos a gobernar con ellos? En Extremadura han estado cuatro años gobernando juntos Izquierda Unida y Partido Popular; mientras exista la negociación, el diálogo y el sentido común, ¿por qué no? A mí no me importaría; y ni mi partido ni mis votantes lo verían raro. Si los de otros lo ven raro, es un problema de los demás. Mientras tanto, yo creo que el pacto de izquierdas no va a llegar nunca y van a estar dos años mareando la perdiz. Nosotros, sin embargo, no tenemos problemas con los gobiernos en minoría. Insisto, a nivel nacional y regional, se está viendo que se pueden hacer cosas muy buenas gracias al consenso, al diálogo y a la cesión de todos. En un Gobierno municipal se puede hacer lo mismo. Y ya no somos un pueblecito, sino que somos una ciudad que se va a poner en 100.000 habitantes en muy poco tiempo.

Para su partido, Rivas siempre ha sido una plaza difícil. ¿Sigue siendo así hoy día?
En las municipales, siempre se vota a la persona; en las generales y en las autonómicas, no, y las hemos ganado muchas veces en este municipio. La posición del PP está cambiando porque el tipo de vecinos está cambiando: los primeros que vinieron, procedían de cooperativas y movimientos obreros, pero eso ya no es así. Estoy convencido de que en breve vamos a ganar unas elecciones en Rivas. Otra cosa es que se pueda gobernar; pero de que vamos a ganar, estoy absolutamente seguro.

¿Cree que eso es posible de aquí a dos años?
Es posible. Los resultados de las generales demuestran que habríamos ganado si no se hubiesen unido Rivas Puede e Izquierda Unida. El perfil de los vecinos está cambiando porque viene gente nueva. Antes nos veían como los raros y durante algunos años eso ha funcionado, pero ahora la gente se extraña de que vayamos a los actos a los que nos convocan, y no pasa nada. Si hay que ir a hablar con los laicos, yo soy el primero que voy porque, entre otras cosas, mi partido es laico. Si tengo que ir a una misa, también voy, porque en mi partido hay muchos católicos, yo el primero. A lo mejor otros partidos más radicales dicen “Yo ahí no voy”, y olvidan que no todos los que van a misa votan al PP. Ese tipo de comportamientos lo único que hacen es quitarse de en medio a una buena parte de la población, tanto de un lado como del otro.

Hace poco apoyaron también la concentración contra los humos de la Cañada, a la que acudió usted mismo con otros dos concejales de su grupo.
Fuimos a esa concentración porque hay que exigir al Ayuntamiento de Madrid que, de una vez, controle los vertidos. El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid no tiene culpa porque es en Madrid donde ocurre, con el Gobierno de Ahora Madrid, que no controla esos vertidos. Yo he estado en una visita a los vertederos y no hay ningún control: ves cómo entran los camiones y ahí no hay ni vallas, ni policías, ni nada; la gente entra, lo tira y ya está, con la mala suerte de que el aire nos viene a nosotros. Entonces piensas: ¿como a la alcaldesa Carmena no le afecta no quiere solucionarlo? ¿Qué hay detrás de todo eso? ¿Por qué no cierra Valdemingómez, que fue uno de los puntos estrella de su programa? Después de dos años, ahí sigue, porque se han dado cuenta del negocio que son la incineradora y el vertedero. Lo peor es que nuestro ayuntamiento, también, porque estarían como locos de verter allí, y con razón, porque nos ahorraríamos un montón de dinero en comparación con lo que nos cuesta llevarlo a Loeches. Aquí todos dicen que hay que cerrar Valdemingómez, pero todos lo utilizan. Pero por solidaridad y porque me afecta, creo que hay que exigir al Ayuntamiento de Madrid que controle los vertidos y que cierre Valdemingómez.

¿Lo ve factible?
No, porque hay muchos intereses económicos. Cuando gobernaba el Partido Popular en Madrid, decían que no lo íbamos a cerrar nunca y la cosa sigue igual, pero ahora los negocios los hacen ellos.

Rivas Puede dice que la participación ciudadana no funciona en este ayuntamiento. ¿Cómo lo ven ustedes?
Las herramientas existen. Tuvimos una comisión de seguimiento del Consejo de Participación Ciudadana; tenemos consejos de barrio, consejos sectoriales y un consejo de ciudad, todos abiertos y donde todo el mundo tiene la palabra. Otra cosa es que creo que estén equivocados en algunas cosas. Por ejemplo, la gente sale a las seis de la mañana de sus casas y vuelve a las ocho de la tarde, y lo que quiere es cenar con su familia, no asistir a estas reuniones. Y eso no significa que no les importe lo que pasa en su municipio, y que no participen en los ámbitos de su interés. Pero es que no a todo el mundo le tiene que gustar participar. Las herramientas de participación existen, pero no se utilizan bien. Sería fenomenal que hubiera consejos ciudadanos asamblearios en los que 85.000 ciudadanos se reunieran para decidir, pero entonces, ¿para qué estarían el resto de organismos de participación municipales? Las cosas son como son. Las herramientas existen y tienen una influencia en el presupuesto municipal y en otros aspectos, pero no se puede pedir a todo el mundo que vaya. Si no me dedicara a la política, lo que menos me apetecería al volver de trabajar es meterme a las siete de la tarde en un consejo sectorial de seguridad. Lo lógico es que la gente vaya a lo que le interesa, no a todo.

Hay una comisión de residuos cero en la que están representados todos los partidos, en el que se tratan temas como el vertedero, el plan de residuos de la Comunidad de Madrid, etcétera. ¿Qué propone el PP en materia de medio ambiente y gestión de residuos en este municipio?
De momento, el único sitio que tenemos para verter las toneladas de residuos que se generan en Rivas es el que nos deja la Comunidad, porque es algo a lo que nos hemos adherido voluntariamente, que es el vertedero de Loeches. En el momento que hubo que elegir, a Valdemingómez, que está ahí al lado, no se pudo ir por la deuda millonaria que tenía este ayuntamiento con el Ayuntamiento de Madrid, así que solo quedaba Loeches. No queda otro remedio, a no ser que la planta de tratamiento de residuos que tenemos en este municipio se ponga en marcha. Costó una millonada y ahí está, solo para que vengan visitas de otros países a verla para contar lo bien que funciona y el futuro que tiene; pero ese futuro lo tienen en los demás sitios, porque aquí parece que no quieren abrirla. Nunca ha funcionado. Y, efectivamente, yo he visitado el complejo y, si es verdad todo lo que cuentan, sería una solución.

¿Aboga entonces por que esa planta se ponga en marcha?
Claro; está costando muchos miles de euros. No sé si es contaminante porque no soy técnico, pero si el Gobierno, hace ya años, cuando decidió construir esa planta, consideró que no contaminaba, pues ahora tampoco, digo yo. Y, si es verdad que contamina, ¿para qué la hicieron? Estaríamos por estudiar la apertura de esa planta de tratamiento, con la posibilidad de hacer biodiésel y utilizar ese combustible para los vehículos municipales. Eso daría mucho juego. Sin embargo, cuando se habla de este tema en el Pleno, hay silencio absoluto. En dos años acaba el contrato con la empresa que está gestionando la planta y tampoco nos han dicho qué va a ser de ella. Pero, desde luego, el futuro pasa por ponerla en marcha.

¿Cuáles son las principales cuestiones que va a pelear el PP en la segunda mitad de la legislatura?
Por desgracia, tenemos muy poca representatividad y no podemos imponer ninguna de las políticas que nos gustaría. Desde luego, vamos a hacer lo que hemos hecho hasta ahora: apoyar al Gobierno en todo aquello que veamos lógico y que sea para bien. Por supuesto, proponer mociones pensando en el bien de los vecinos que a veces nos apoyarán. Y como no van a contar con nosotros para mociones de censura, estar atentos en nuestra labor de control al Gobierno para que no haya demasiado desbarajuste en este municipio.

 

Entrevistas relacionadas:

Pedro del Cura, alcalde: “En cuanto haya acuerdo político, habrá acuerdo de Gobierno con Rivas Puede y PSOE”

José María Álvarez (Rivas Puede): “La participación ciudadana no funciona en Rivas”

 

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Tenemos canal en Telegram!

Además de seguirnos en Facebook y Twitter, puedes enterarte de todas las novedades de Planeta Rivas en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y recibirás las actualizaciones directamente en tu móvil. ¿A qué esperas?
Unirme
¿Te parece interesante? ¡Compártelo!